90 AÑOS DESPUES, EL EDIFICIO DEL PALACIO MUNICIPAL SIGUE RECIBIENDO ELOGIOSOS COMENTARIOS

Familiares de varios ex jefes comunales acompañaron la celebración

El 30 de Agosto de 1927, el Intendente Bernardo Elizondo inauguró el “Palacio Municipal”,  una obra que la ciudad esperaba desde hacía 35 años.

Ayer 90 años después,  se realizó en el Hall del edificio municipal el acto para brindar el merecido homenaje al edificio más  emblemático de nuestra ciudad,  ya que  sus paredes fueron y son  testigos de la historia y vida política del partido.

Las actividades fueron encabezadas por el intendente municipal Vicente Gatica; el presidente del Concejo Deliberante, Dr. Aldo Expósito; la presidente del Consejo Escolar, Prof. Verónica Tucci; funcionarios de diferentes niveles de gobierno y contó con la especial participación de Marta Ofelia y Alejandra Elizondo, nietas del jefe comunal. Ambas junto al Intendente y Elydee Pradás descubrieron la placa que recuerda el aniversario.

Fueron invitados al acto los Jefe Comunales de todos los tiempos y sus familiares, por lo que se leyeron nota de salutaciones enviadas por Luis María Laborde, Orlando Costa y Edgardo Pisano, quienes manifestaron su pena por no poder acompañar la ceremonia.

Previo a los mensajes de Marcela Coñequir, museóloga e historiadora y Vicente Gatica, se entonaron las estrofas del Himno que fueron interpretadas por Paloma Angione y el profesor Jorge Mónaco en la escalera del Palacio que fue decorado con 90 velas.

La placa fue bendecida por el Cura Párroco de la Iglesia Santa Rosa de Lima por el padre Horacio Lento y tras la inauguración de la Muestra por los 90 años del Palacio, se hizo una visita guiada.

MENSAJES

El primer mensaje fue pronunciado por Marcela Coñequir. “Fueron muchos los pedidos hasta que el gobierno de Elizondo, uno de los más progresistas de la época, recibió el visto bueno de la Provincia para la construcción de este edificio” señaló.

La construcción se inició en 1926 y se inauguró el año siguiente en un verdadero día de fiesta desde muy temprano.

Explicó que hubo muchos funcionarios nacionales y provinciales que se dieron cita en esa fecha y agregó que “este Palacio ha visto la visita de políticos, artistas, deportistas, que compartieron alegrías, crecimiento, pero también dolores que nos identificaron como pueblo”.

Definió al edificio como una joya arquitectónica y “es nuestro deber conservarlo para que puedan disfrutarlo las generaciones futuras”.

A su turno el Jefe Comunal, Vicente Gatica, agradeció la presencia de los familiares de los intendentes de estos 90 años, “que tanto hicieron por esta enorme ciudad, que han sido protagonistas en su época de preservar este edificio”.

“Cuando uno ingresa a este edificio siente que  se genera una energía superior y parece vibrar cuando tomamos decisiones correctas. Cada uno de los intendentes, en su momento político, proyectó llegar al lugar donde se resuelven los problemas y es precisamente este, el Palacio Municipal, pero a la vez teniendo en claro que afuera, hay muchísimos vecinos que son nada menos que los propietarios de este edificio” dijo Gatica.

La última decisión que tomamos en este camino de restaurar este edificio, fue poner nuevamente en marcha el reloj del frente, parado desde hace muchísimos años.  Me parecía  que no tenerlo en funcionamiento es como si estuviéramos detenidos. Necesitamos que marque cada minuto de este tiempo, de lo que tenemos que avanzar, porque los funcionarios no solo debemos cuidarlo, sino también mirar el desarrollo de la ciudad… y ese reloj marca que cada cuatro años, los vecinos vienen y cambian la hora” concluyó.